“Certificación de la Carrera de Medicina Veterinaria, un aseguramiento de la Calidad, un reconocimiento entre nuestros pares”

Claudia Lizama, Directora Escuela de Medicina Veterinaria:

En noviembre de esteaño finalizan los 4 años de acreditación obtenidos para la carrera el año 2015, hoy con el cambio de la Ley N° 20.129, participamos de un proceso voluntario de Certificación como lo establece la Universidad en su Modelo de Aseguramiento de Calidad.  Actualmente estamos trabajando como Escuela en el informe de Autoevaluación, donde la participación de nuestros estudiantes, titulados, académicos, docentes y empleadores, son fundamentales en este gran proceso.

Como Directora de Escuela de Medicina Veterinaria, estamos trabajando como equipo en los distintos informes que este proceso conlleva, lo que demuestra así, el compromiso que tenemos hacia nuestra comunidad universitaria y nuestra responsabilidad a la comunidad.

Para el desarrollo del Informe de Autoevaluación, se han realizado encuestas y reuniones con estudiantes, docentes, titulados, tutores de práctica y empleadores, logrando de esta manera involucrar a toda la comunidad universitaria en su elaboración. Como Escuela es importante una retroalimentación permanente del perfil de egreso, como un Sello de Calidad, que permita detectar fortalezas y debilidades como parte del proceso de mejora continua.

Nuestros egresados reciben una formación científica, tecnológica y valórica, siendo capaces de resolver problemas en los diferentes ámbitos de la carrera, respetando los principios éticos, el compromiso social y satisfaciendo las necesidades y desafíos de la comunidad. Una  vez titulados podrán desempeñarse en los tres grandes ámbitos de la profesión, Salud Animal, Producción Animal y Salud Publica.

La Certificación es una evaluación externa, voluntaria para nuestra carrera, que certifica la calidad de los procesos, en base a los propósitos declarados y al cumplimiento de estos, según criterios y estándares establecidos por el Comité Técnico de Medicina Veterinaria de la Comisión Nacional de Acreditación de Pregrado (CNAP).

Participar de este segundo proceso, es una gran responsabilidad para todo el equipo de la Escuela que participa de forma activa en la elaboración del informe, sin dejar de realizar las tareas diarias que significan dirigir los lineamientos de la Carrera, para cumplir con el plan de estudios, asegurar la calidad académica, resguardando el adecuado servicio entregado a los estudiantes y supervisando la labor de los docentes.

Los estudiantes son parten importantísima del proceso de Autoevaluación, al generarse varias instancias de comunicación entre ellos y la Escuela, lo que permite transmitir el significado de ser reconocidos y valorizados entre los pares, fortaleciendo el sentido de pertenencia.

Como Carrera, con una malla generalista, con formación de profesionales con un sello práctico, con conocimientos, habilidades, destrezas y valores, apoyados en una infraestructura específica y con un cuerpo docente altamente calificado, nos sentimos preparados para enfrentar este nuevo desafío.